Servicios RDM

Definición y Gestión de Requisitos

Pocos proyectos consiguen completarse en el plazo y coste previsto, pero si además analizamos cuál es el grado de satisfacción de los usuarios respecto al cumplimiento de sus expectativas de calidad y cobertura de sus necesidades, el número de proyectos que realmente se pueden considerar satisfactorios es muy reducido.

S

on muchos los estudios e informes que demuestran que los proyectos están fallando y en todos ellos se refleja claramente que el principal problema es una deficiente Gestión y Definición de los Requisitos.

Intentar justificar la importancia de la Ingeniería de Requisitos como área de proceso clave para el éxito de los proyectos Software y de Sistemas es algo que parece ya superado. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de informes disponibles, pocas veces se analiza en detalle qué problemáticas críticas de negocio se ven afectadas por una Gestión y Definición de Requisitos deficiente. Se necesitan soluciones que resuelvan estas problemáticas críticas de negocio.

¿Cuál es la solución para la Géstión de Requisitos?

TCPsi apuesta por una solución robusta de Gestión de Requisitos, considerando los riesgos y oportunidades de mejora en el ciclo de vida de software y mediante una combinación de procedimientos, herramientas y servicios.
La existencia previa de un modelo de calidad de software adaptado a la organización, facilita en gran medida las entradas y salidas de la Gestión de Requisitos y permite determinar en gran medida las herramientas y las actividades necesarias para llevarlo a cabo. 

La estrecha relación de TCPsi con Visure Solutions, fabricante de la herramienta IRQA, le permite trasladar un marco de trabajo práctico y con garantías en la implantación de una solución RDM y su integración con otras suites o productos dentro del ciclo de vida.

Por último, TCPSI facilita la disposición de servicios adecuados para cada una de las fases de madurez de la Gestión de Requisitos en la organización.

Esta simbiosis adecuada de procedimientos, herramientas y servicios, nos permite:

  • Asegurar que los productos y proyectos satisfacen las necesidades reales de los usuarios.
  • Justificar el coste en el proyecto de un cambio determinado.
  • Evitar los sobrecostes en los proyectos debidos a los continuos cambios de alcance.
  • Comunicar de forma correcta los departamentos de tecnología con las áreas de negocio y usuarios.
  • Capturar Requisitos completos y exactos.
  • Especificar Requisitos de una forma entendible por Tecnología.
  • Necesidad de poder realizar un análisis de impacto y estimación de los cambios.
  • Comunicar Requisitos a lo largo del ciclo de vida.
  • Gestionar de forma efectiva el alcance del proyecto.
  • Reutilizar Requisitos entre proyectos.
  • Ser capaces de garantizar el cumplimiento de regulaciones y normativas
  • Asegurar que se utiliza un proceso maduro común.
  • Tener la capacidad de generar informes que reflejen el estado actual de los Requisitos.
  • Integrar Requisitos con pruebas y modelos.
  • Gestionar de forma efectiva los cambios en las necesidades.
  • Integrar repositorios distribuidos de proveedores o de clientes.