14/05/2009

TCP, con su sistema FEC, contribuye al éxito de la misión Herschel-Plank de la Agencia Europea del Espacio (ESA)

Misión Herschel-Plank
La Agencia Europea del Espacio (ESA) ha lanzado el 14 de Mayo de 2009 una misión conjunta, compuesta por dos observatorios espaciales, denominada Herschel-Plank. El lanzamiento ha sido realizado desde el puerto espacial europeo de Kourou, en la Guayana Francesa.

Ambos observatorios, Herschel y Plank, han sido puestos en órbita mediante un único cohete lanzador Ariane 5 ECA, y se han separado justo después del lanzamiento. A partir de este momento, cada uno se dirige independientemente hacia el punto L2 de Lagrange del sistema Tierra-Sol, un punto de estabilidad gravitacional suspendido en el espacio a unos 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en la dirección opuesta al Sol. Una vez que orbiten alrededor de ese punto, serán capaces de conducir observaciones continuamente en un entorno de estabilidad térmica, lejos de las distorsiones de la radicación causada por el Sol, la Tierra y la Luna.

TCP contribuye al éxito de la misión con su sistema FEC, perteneciente al segmento terreno, el cual está instalado en todas las estaciones de seguimiento de satélites de la ESA.

Las estaciones de la ESA involucradas directamente durante la fase LEOP (fase de lanzamiento y órbita temprana) son las situadas en Perth (Autralia), New Norcia (Australia), Maspalomas (España), Cebreros (España) y Kourou (Guayana Francesa). La estación de Perth ha adquirido el primer pase, el cual tiene una duración aproximada de 6 horas. A su vez, la estación de New Norcia actúa como estación esclava de la primera gracias a un sistema desarrollado conjuntamente por TCPsi que posibilita esta funcionalidad dual, aunque también tiene la responsabilidad de seguir al satélite Planck. Una vez concluida la fase LEOP, las estaciones que seguirán a los satélites serán Cebreros y New Norcia.

El FEC es un sistema de control que se encarga del conjunto de equipos de la antena, necesarios para la transmisión y recepción de señales de radiofrecuencia. Además, permite la automatización de muchas de las tareas necesarias para el seguimiento de satélites y otros objetos orbitales, objetivo de las misiones espaciales de la ESA, como por ejemplo, los algoritmos de búsqueda. En el año 2004 la ESA seleccionó a nuestro FEC como oficial de su red de estaciones. Así, además de en la estación de Kiruna, nuestro FEC está instalado y operativo en toda la red ESTRACK (estaciones de seguimiento de satélites perteneciente a la ESA), es decir en Kiruna (Suecia), Kourou (Guayana Francesa), Redu (Bélgica), Malindi (Kenia), Perth (Australia) y las estaciones españolas de Villafranca del Castillo y Maspalomas. También está instalado en las estaciones de la red de seguimiento de espacio profundo en Cebreros (España) y New Norcia (Australia).

El observatorio espacial Herschel será capaz de ver a través de la opacidad del polvo y gas cósmico y de observar estructuras y sucesos muy lejanos que datan del principio del Universo - tales como el nacimiento y evolución de las primeras galaxias y estrellas - hace diez mil millones de años, en un esfuerzo para determinar exactamente como empezó todo. Más cercano, dentro de nuestra propia galaxia, Herschel también observará objetos extremadamente fríos, tales como nubes de polvo y gases interestelares a partir de donde se forman las estrellas y los planetas, e incluso la atmósfera que rodea los cometas, planetas y sus lunas en nuestro propio sistema solar.

Montando un telescopio de 1.5 metros e instrumentación sensible a la radiación de microondas, Planck medirá las variaciones de temperatura en los albores del Universo. Monitorizará el llamado el Transfondo de Microondas Cósmicas (Cosmic Microwave Background), los vestigios de la primera luz emitida en el espacio cerca de 380 miles de años después del Big Bang, cuando la densidad y temperatura del Universo joven hubiera menguado lo suficiente para finalmente permitir a la luz separarse de la materia y viajar libremente en el espacio.